a360grados.net

 

ENLACES INTERNOS

Editoriales universitarias

Institutos de estudios locales/nacionales

 

Editoras y revistas destacadas:

Artes plásticas

 

 


Cuadernos de Filología Italiana Nº 2009
 

Nombre de la Revista: Cuadernos de Filología Italiana
Número de Sumario: 2009
Fecha de Publicación: 2009
Páginas: 340
Sumario:

Cuadernos de Filología Italiana

Servicio de Publicaciones de la Universidad Complutense de Madrid

- Volumen Extraordinario 2009  -           

Más información / TEXTO COMPLETO 

--------------------------------------------------------------------------------

LIBRO DE LAS CIENTO NOVELAS QUE COMPUSO JUAN BOCACIO DE CERTALDO

Manuscrito  Esc J-II-21   -    Biblioteca de San Lorenzo del Escorial

Edición:  Mita Valvassori

 
3.  Sumario 
  
9.  Esta edición     
  
 
Tabla del libro de las ciento novelas el cual compuso Juan Bocacio de Certaldo, un grand poeta de Florencia   (Índice).  25   
 
Aquí comiença el prólogo d’este libro.   31 
 
CAPÍTULO I. En que muestra el tiempo en que este libro fue fecho e la grave pestilencia que fue fecha en Florencia.   33 
 
CAPÍTULO II. De la crueldad e malicia de aquella pestilencia.   35 
 
CAPÍTULO III. Cómo las dueñas que fizieron estas novelas se juntaron en la eglesia.   41 
 
CAPÍTULO IV. Del consejo que dio Pampinea a las otras dueñas.   43 
 
CAPÍTULO V. De cómo las dueñas loaron el consejo.   47 
 
CAPÍTULO VI De cómo los tres gentiles moços entraron en la iglesia.   49 
 
CAPÍTULO VII. De la dispusición del logar do fueron primero.   51 
 
CAPÍTULO VIII. Cómo las siete dueñas e tres moços eligieron a Pampinea por reina.   53 
 
CAPÍTULO IX. Cómo todos se acordaron al novellar antes que a otro juego ninguno.   55 
 
CAPÍTULO X. Cómo se razonó Panfileo antes que novellase.   57 
 
CAPÍTULO XI. Cómo Cercia Pelleto de Prado, faziendo mala vida e en la fin falsa confesión, fue avido por santo.   59 
 
CAPÍTULO XII. Cómo Abrahán judío a instancia de su amigo Juanoto fue a Roma e, non embargante lo que vido, se tornó cristiano.   69 
 
CAPÍTULO XIII. Cómo Melchisedeque judío se sopo librar del peligro del Saladito.   73 
 
CAPÍTULO XIV. De cómo la marquesa de Monferrad fabló al rey de Francia.   77 
 
CAPÍTULO XV. De cómo un buen ombre reprehendió la ipocresía de un fraile.   81 
 
CAPÍTULO XVI. De cómo micer Guillelmo Bolsiel sutilmente reprehendió a micer Armiño de Grimaldo.   83 
 
CAPÍTULO XVII. De cómo la dueña Guiana respondió al rey de Chipre.   85 
 
CAPÍTULO XVIII. Cómo maestro Alberto de Boloña reprehendió a las dueñas.   87 
 
CAPÍTULO XIX. Cómo los tres burladores florentines se fallaron burlados.   91 
 
CAPÍTULO XX. De los tres moços e tres doncellas de Marsella.   95 
 
CAPÍTULO XXI. De cómo Fresco de Cialítico reprehendió a su liavana sobrina.   101 
 
CAPÍTULO XXII. De micer Guierri Espini e de Cisti Fornero.   103 
 
CAPÍTULO XXIII. De micer Forese e del pintor Guieto.   107 
 
CAPÍTULO XXIV. De tres moços florentines que burlaron a un juez en Florencia.   109 
 
CAPÍTULO XXV. De la preñez del pintor Calandriano.   113 
 
CAPÍTULO XXVI. Del Fortarigio e del Anguiolero.   119 
 
CAPÍTULO XXVII. Del obispo de Florencia e de madona Loba de Pulla.   123 
 
CAPÍTULO XXVIII. De micer Corado e de Chinchibio, su cozinero.   125 
 
CAPÍTULO XXIX. Del Saladino e de micer Corrello de Pavía.   129 
 
CAPÍTULO XXX. De la sabia respuesta de Guido Cavalgante.   143 
 
CAPÍTULO XXXI. De cómo frey Cebolla en su sermón engañó a los cercaldeses.   147 
 
CAPÍTULO XXXII. De Cimón e de la su Egenia.   155 
 
CAPÍTULO XXXIII. De Tito Quincio romano e de Gesipo e de Sofornia, que creyendo ser muger de Gesipo es de Tito Quincio.   165 
 
CAPÍTULO XXXIV. De los consejos que dio Salamón a dos moços.   177 
 
CAPÍTULO XXXV. Del rey don Alfonso de España e del cavallero de Florencia.   183 
 
CAPÍTULO XXXVI. De Pedro Bocanegra e su amiga madona Angeleta.   187 
 
CAPÍTULO XXXVII. De las dos piedras de Landolfo Rufoli.   193 
 
CAPÍTULO XXXVIII. De madona Orta e micer Gueri Espini.   197 
 
CAPÍTULO XXXIX Del rey de Aragón e de Cecilla e de Juan de Prócida.   199 
 
CAPÍTULO XL De Arigeto Capacio e su muger madona Berítola.   205 
 
CAPÍTULO XLI. De Medrídanes que, seyendo embidioso de la cortesía de Natán, fue por lo matar e reconociéndolo en el monte su amigo se tornó.   215 
 
CAPÍTULO XLII. Cómo, yendo micer Francisco por potestad a Milán, demandó un palafrén al Cima, el cual amava a su muger e por esto gelo dio, e cuidando engañar fue engañado.   221 
 
CAPÍTULO XLIII. De cómo Cancredi, príncipe de Salerno, mató al amante de su fija e en una copa de oro el coraçón a la fija embió, la cual se mató.   227 
 
CAPÍTULO XLIV De Nastasio e de la visión que vido amando a una de los Travesarios.   235 
 
CAPÍTULO XLV. De cómo Fadrique ama e non es amado, e en cortesía despendiendo se consume; el cual, non aviendo más de un falcón, a la dona suya lo dio.   239 
 
CAPÍTULO XLVI. De cómo micer Licio de Balbuena falló a su fija con el ruiseñor en la mano.   245 
 
CAPÍTULO XLVII. De cómo Paganino de Mónago robó la muger de micer Recardo de Quincia: con él la muger non quiso vevir.   251 
 
CAPÍTULO XLVIII. De cómo Ludovico descubrió a madona Beatriche el amor que le ha, la cual embió a Égano su marido en un jardín en forma de sí e con Lodovico se yaze.   257 
 
CAPÍTULO XLIX. De cómo Lidia, muger de Nicóstrato, le mató un gavilán e le sacó un diente e un repelón de la barva por contentar a Pedro, su amante, e con él se solaza.   263 
 
CAPÍTULO L De un escolar que ama a una dueña biuda, la cual es enamorada de otro e una noche de invierno le faze estar sobre la nieve a la esperar; a la cual el escolar, mediado jullio, faze estar encima una torre desnuda a las.   271 
 
CAPÍTULO LI. De un mercador celoso que, faziéndose clérigo, se fizo confesor de su muger por la engañar e fue engañado.   285 
 
CAPÍTULO LII. De una dueña que era enamorada de Leoneto, e estando con él, vino otro amante suyo; e estando entrambos dentro, vino el marido e fízole creer que non era nada de lo que fecho avía.   291 
 
CAPÍTULO LIII De cómo la muger de Arigucho se ató un filo al pie por do avía de tirar su amante cuando viniese e su marido lo sentió, d’ella lo desfizo.   295 
 
CAPÍTULO LIV. De cómo la muger de Nicolucio fue enterrada por mano de sus parientes; micer Gentil, seyendo d’ella enamorado, la desenterró.   301 
 
CAPÍTULO LV. De cómo Giliberto embió su muger a su amante, el cual, guardando su honra, gela tornó a embiar.   307 
 
CAPÍTULO LVI. De cómo el rey Carlos el Viejo, oyendo la beldad de un jardín que un cavallero avía, se fue allá a solazar; e seyendo bien recebido del cavallero e cenando con él, se enamoró de dos sus fijas e por consejo del conde Guido las casó como si fuesen sus fijas.   311 
 
CAPÍTULO LVII. De cómo el mayordomo don Juan Letenigue, seyendo casado con madona Teresa, se enamoró de un joven llamado Fadrico e estando en uno vino Fadrico.   317 
 
CAPÍTULO LVII. De cómo el mayordomo don Juan Letenigue, seyendo casado con madona Teresa, ella se enamoró de un joven llamado Fadrico e estando en uno vino Fadrico e llamó a la puerta, ca se levantaron ambos e ella lo espantó.   321 
 
CAPÍTULO LVIII. De cómo Peronela, seyendo casada, se enamoró ella e Juan Estimaço e de cómo, él estando con ella, veno el marido e de cómo fizo salir al amigo de la cuba e gela vendieron ambos.   327 
 
CAPÍTULO LIX. De cómo Recardo de Sena, seyendo enamorado de una dueña, se fizo fraile e la solicitó fasta que alcançó con ella cuanto quiso.   331 
 
CAPÍTULO LX. De cómo madona Guita, muger de Cófano, pensando que oviese embriagado a su marido fue a casa de su amante e de lo que le avino.   337 



Patrocinio - Contacto - Aviso Legal - Política de cookies - Añadir revista - Taller de Autopublicación
© 2004-2019 a360grados.net - La ciencia, la cultura y la sociedad a través de nuestras revistas
Desarrollo Web ComercialStudio.com